Skip to content

sexo, droga y rock & roll

07/09/2016

burning-02-02-11

En el ochenta, los Burning grabaron su tercer LP en solitario, que contenía algunos temas pertenecientes a la banda sonora de la película Navajeros, cuyo metraje finalizaba con una versión de Escríbelo con sangre diferente a la que se escuchaba en el disco. Pero la transmutación más absurda se producía en el sexto surco del vinilo, No es extraño que tú estés loca por mí, que llegaba a hacer una referencia explícita a las prácticas venéreas del solista con su novia de entonces: De rodillas ante mí es como te gusta a ti, de rodillas por detrás es como te gusta más…

Como, en aquella época, la banda de La Elipa ya era tenida en cuenta por buena parte de los medios generalistas, la discográfica presionó para eliminar ese par de versos. Lo único que consiguieron fue grabar una segunda versión para radios y actuaciones televisivas en la que la referencia sexual era suplantada por un apunte romántico envenenado: De rodillas ante ti, suplicando por tu amor. Escondido en un rincón, aliviando mi dolor…

De modo que. en programas como el célebre Aplauso, los Burning no daban a conocer sus preferencias coitales, pero, en su lugar, delataban los picos que se metían su cantante y el guitarra. Puede que no haya sexo, puede que falten las drogas, pero siempre, siempre, hay rock & roll.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: