Skip to content

la señora de las iglesias

10/12/2015

sixtine

 

Según eso que llaman currículum, hoy se tercia abordar el análisis de imágenes. En el preámbulo advierto que siempre es importante determinar si la imagen que se contempla es la original o una copia y, en el segundo caso, discernir si se trata de una reproducción de la obra completa o sólo de un fragmento. Para ilustrarlo, me da por proyectar una fotografía de la Madonna Sixtina de Rafael y pregunto a los alumnos qué figuras o elementos del lienzo les llaman más la atención.

Mi propósito, por supuesto, es que señalen los angelotes de la parte inferior del cuadro que, siendo elementos marginales en el óleo original, han sido mil veces reproducidos de manera independiente en camisetas, posters, cajas… La proyección se alarga unos segundos sin que se oiga un murmullo.

– ¿No hay nada en este cuadro que os resulte familiar? Algo que ya hayáis visto antes…

Una muchacha alza la mano, señala a la virgen y responde:

– Esa señora está en las iglesias.

Tras la impresión, cuando señalo los ángeles, esboza una sonrisa y confiesa que tiene en casa un estuche con su imagen. La compañera de al lado tiene una almohada y el de atrás le ha visto una blusa a su madre. Demasiados ángeles para tan pocas vírgenes.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: