Skip to content

truco y trato

16/06/2015

Parnassus,_Andrea_Appiani_(1811)

El fariseísmo y la desvergüenza no encuentran bardal ni burdel que los aminore y los contenga. Ahí está esa cadena de televisión que se alimenta de lumis y chuloputas, escupiendo a diario la laya más majadera del negocio pseudoerótico y pornográfico. Una emisora que empezó con cacas maravilladas y barcos acalorados, y que no deja de entrevistar a cualquier fulana que le haya sorbido el esmegma a toreritos, futbolistas y cantamañanas del más diverso pelaje. Canal que pertenece a un enorme grupo de comunicación de origen lombardo, cuyo gerifalte primigenio es un putero ostentoso que, a base de talonario, ha logrado eludir juicios y condenas relacionados con el proxenetismo y la explotación sexual de menores. Pero nada de todo esto es impedimento que atore la solidaridad y la buena conciencia, convirtiendo los vastos interludios publicitarios que enmarañan su lamentable programación en plataforma de denuncia del comercio sexual. Solares de serie zeta y modelos que proclaman, entre sollozos, que “con la trata no hay trato”. Vaya que si hay trato. Trato y truco. De traca.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: