Skip to content

otro milagro de la primavera

09/06/2015

L'enfant+sauvage+-+Niño+en+árbol+salvaje

Llueven larvas, pulgones y demás insectos, dejando a los transeúntes paulatinamente moteados, hasta convertirlos en ecosistemas andantes. Pero él aguarda, tranquilo, el paso de los viejos profesores, afianzando la cerbatana roja entre sus labios, detrás de la tupida muralla de zarzales, arbustos y enredaderas. En cuanto pase el primero, un grano de arroz surcará, invisible, la distancia de tres metros para colarse en el hueco de su oído. A todos les ocurrirá, más o menos, lo mismo. A alguno le protegerá el vello que le crece en las orejas y la mayoría ni siquiera llegará a comprender la naturaleza de lo ocurrido. Pasados los meses, a cualquiera de ellos -al que tenga el oído anegado en densas mucosidades- comenzará a germinarle el cereal, hasta que un fino tallo verde aflore al exterior de su rancio cráneo fósil, abriéndose paso hacia la luz y hacia la vida.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: