Skip to content

Extrañas cegueras

28/01/2015

polij

Pasea por la rambla vieja con los ojos y los dedos hundidos en la pantalla del móvil, mientras barre la acera con la punta de un bastón blanco, sondeando la amenaza de obstáculos callejeros. ¿No ve nada? ¿Ve muy poco? ¿Ve del todo? No me atrevo a quebrar el misterio y sigo mi andadura de norte a sur, atravesando la principal arteria que distribuye el tráfico en esta ciudad. Imagino un empresario sumergido en el delirio ecologista, que elucubra el mejor medio para transportar a sus cerdos de una granja a otra, procurándoles la menor angustia posible. Y llega a la conclusión de que el transporte ideal es el motocarro, habitáculo individual cuya moderada velocidad permite disfrutar de las vistas durante el viaje. Uno, dos, tres…, hasta cincuenta motocarros viajando en fila india, guardando una distancia prudencial, en su travesía de la península. Buena carne darían esos marranos, pero la realidad es otra. Me meto en una librería de segunda mano:

-Fíjate en ese título.

-¿Qué tiene?

-Lee.

-Dos mujeres en Praga.

-¿Ves? Así no dice nada. En cambio, con sólo añadirle comiendo pan de molde, me entrarían unas ganas locas de leerlo.

-No sé yo.

-Tú no sabes nada, pero ni te habías fijado en el título. ¿Qué hacen dos mujeres en Praga comiendo pan de molde?

-Serán checas.

-En la checa te veía yo en el treinta y seis.

-Uy, para eso falta la tira.

-Se supone que son dos extranjeras que se encuentran en Praga para comer pan de molde.

-Vaya tontería, tú.

-No hay más ciego que el que no quiere ver.

-¿Qué te has pillado?

-Míralo si quieres.

-Diccionario de mitología clásica.

-Lee, lee.

-¿Dónde?

-Aquí. Pero lee para ti, que yo ya lo tengo sabido.

-Ajá… Uhm…

-¿Qué tal?

-Oye, ¿y si me pongo tetas y chocho, como el Tiresias este, me saldrán las quinielas?

[Publicado en El Butano popular el 28 de enero de 2015]

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: