Skip to content

crimen y castigo

23/12/2014

Federico

En este Madrid tomado por el enemigo, han puesto a Federico de cara a una pared azul que hiede a camisa vieja. Zarco gavino, financiado por boyantes tour operadores, que se interpone entre un fosco muñeco de feas hechuras y el teatro que estrenó su Yerma hace ochenta años. Azul que separa progenies, escamotea carteleras y entorpece el paso en beneficio de artificiosas galanuras huecas. Azul que oprime y no respeta. Azul de mierda.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: