Skip to content

Leonardín

17/08/2014

Leonardin

Leonardín, qué chupado estás. ¡Maldita tenia y malditos médicos que no acaban nunca con ella! Pero yo sé cómo sacarla. Ponte en pompa cuatro veces al día. No llores, ahora el agujero es pequeño, pero pronto se irá haciendo grande y acabará saliendo. Ya sé que te duele la tripa, hijito, pero hay que revolverla bien para que ella no tenga más remedio que irse resbalando, arrastrándose hacia la luz. Cada vez que me meto ella baja unos centímetros, ya casi la noto en la punta. Aguanta un poco más, tranquilo que no sangras. Échalo todo en la taza, échalo. Mírala, te lo dije, mírala, ya tiene la mitad colgando. Deja que tire. ¡Qué larga es la puñetera! Queda muy poquito, Leonardín, ya casi la tienes toda fuera. ¡Ahora! ¡Ahora! ¡Tira de la cadena! Dame un beso, hijo, dame un beso. Deja que te ponga la cremita y enseguida la merienda,. Ya verás como coges kilos. Este año entrarás en el equipo, haz caso a tu padre que nunca se equivoca.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: