Skip to content

Baile de cifras

05/06/2014

hj4

Siempre hay una baldosa que baila. Una en cada cuarto, cinco en cada piso, veinte en cada planta, ochenta en cada edificio. Ha diagramado en su mente la cuadrícula. Todas coinciden excepto una en cada planta, cuatro en cada bloque, doce en toda la manzana. Esa debe de ser la clave, el conjunto de elementos que conforma la fórmula para desentrañar el enigma. Pero, ¿cómo enlazar la secuencia? ¿Por dónde empezar exactamente? Ha ensayado las más variadas combinaciones y nada. Nada. Rodea la manzana paseando la mirada por los neumáticos de los vehículos aparcados en doble fila. Nada tampoco. El azul del cielo amenaza la llegada de un nuevo verano y su dicha permanecerá oculta otro año. Se sienta en el borde de un banco y llora. Eso es todo lo que conoce del mar: agua salada.

[Publicado en El Butano popular el 5 de junio de 2014]

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: