Skip to content

ventilación

24/02/2014

oilstv

 

Mira en la cocina, mira en tus sesos. Le falta sal al caldo de tu vida y el baile ha comenzado antes de tiempo. Mientras saltan de ardor las palomitas y llenas ese vaso tan pequeño, yo espero en el sofá de pana vieja, mirando una película que no entiendo. Son pálidas las caras de esas niñas, ¿búlgaras, rumanas, yugoslavas? Cuando le diste al mando, tropezándote el canal, ya estaba la película empezada. Los edificios parecen los de aquí, las farolas un tanto avejentadas. Las palomitas brincan en la olla, bebo a pequeños sorbos la fría limonada. ¿Fuiste tú quién vio aquellos abetos, en la feria del pueblo de Yolanda? ¿Es cierto que eran más negros que marrones, más azules que verdes, con las ramas retorcidas y apretadas? Fíjate en esos tan pequeños, como de paisaje en la distancia. Será mejor que apagues el fogón, empieza a oler a blancura calcinada. Abre la ventana, que el aire te refresque los sesos y ventile un poco esa cocina.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: