Skip to content

Brenda piensa ahora en cortarte los huevos

16/02/2014

Brenda

 

Ya por adelantado, el curso del ochenta y cuatro se planteaba complicado y violento, y más para las chicas, que tenían que lidiar con carne de macarra y baboso. Pero a Brenda no se la pegan, sabe lo que se hace, no es de esas pijas melindrosas que se exhiben meneando el pandero y agitando las plumas en la pista de deporte. A ella le sobran cabeza y agallas para remontar la montaña rusa de sus descomunales tetas. ¿Qué harías si cuatro camellos mal follados violaran y apalearan a tu hermanita sordomuda? Brenda lo tiene claro, va a convertirse en amorcillo vengador, en el Cupido de la muerte negra. Irá a por ti, aunque para trincarte tenga que usar una trampa para osos. Después de un baño y un pitillo empieza la caza. Estáis avisados, capullos.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: