Skip to content

un camión de mierda

07/02/2014

thecounselor

Gentuza matándose por un camión de mierda, certera plasmación del mundo en que vivimos. Claro que lo que cuenta no es exactamente la mierda, sino hacerle creer al próximo que esa inmundicia va camino de convertirse en relucientes gemas dignas de lucir en sociedad. Picapleitos, corrosivos desatascadores del rezumante alcantarillado, basura de bufete y tinglado administrativo. Aquí no se trata con hombres ni mujeres, se trata con fieras. Predar, acaparar, mover, velar, transfigurar, consumir, la alquimia radical de los buenos negocios, el corazón adoquinado de la selva dineraria. Si entra en él, siga un consejo: No se enamore. Y si una vuelta le toca hocicar,  fuerza canejo, sufra y no llore, que un hombre macho no debe llorar. Y de macho a Machado sólo hay un paso, que suena a cruel sabiduría en la boca de Rubén Blades. Morir, herir, tal vez matar, que toda la muerte es sueño y los sueños muerte son.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: