Skip to content

río abajo

06/04/2013

la teta i la lluna

Nos vamos quedando cada vez más solos. Se van yendo, a pares, los francotiradores, los maestros del otro lado. Si la fortuna no lo remedia, acabaremos conversando sólo con los muertos, hasta disolvernos con ellos en la nada.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: