Skip to content

seulbortni

10/09/2012

Paralizado y frío, temiendo que algo funesto haya sucedido en cualquier parte, algo capaz de vaciarte de voluntad y de vida. Tu vida vacío, tu vida estafa, tu no querer ganar y haber perdido lo poco que pudiste conseguir en mitad de un espejismo barato. Hace ya demasiado tiempo que ni siquiera te tienes a ti mismo. Fue un inmenso error aquel doctorado y luego encadenaste tantos otros. Tu vida es una farsa, una caída que intentas disfrazar de vuelo raso. ¿En qué malgastas el tiempo? Casi nada te interesa, estás perdido. No sabes escribir más que sandeces, tu cabeza no funciona como debiera, tu pensamiento es débil, se suspende en la neblina o se trunca, deshilachado en varios filamentos que no conectan con nada ni con nadie. Fortaleza y rigor. Algún día los tuviste o creías tenerlos, pero se fundieron en una quebrada imperceptible y eres hoy una balsa rota que no se sabe conducir a ningún lado. Los arrestos que no te quedan los concentras en la mera contención del odio, la rabia y el llanto. Sin un residuo de talento, no tienes la más rudimentaria noción de vivir como un adulto, dejas escapar todas las oportunidades y ni te preocupas de conservar un atisvo de dignidad existencial. Si tuvieras al menos valor para quitarte de en medio, pero siempre encontrarás una mala excusa.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: