Skip to content

la fiesta

01/09/2012

Tú te camelas al ciego y yo al perro. Supersencillo. Unos copones de ponche, buena conversación…, lo que tú sabes hacer, Magdalena, que con esa cara que pones parece que no te estás enterando de nada, joroba. Le aprietas mucho la mano y dices que eres pintora, le hablas mucho de los colores, que eso a los ciegos les encandila y enseguida te hacen preguntas. El perro es un amor, a ese me lo gano con cuatro achuchones, no hay prisa, pero, sobre todo, que el tuyo nos invite a la casa. En cuanto entremos ahí, lo tenemos todo ganado.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: