Skip to content

chumba chumba

29/08/2012

El problema de las apariencias, Señor Comisario, nada más verlo tirado entre las chumberas pensamos claramente que era cadáver. Y luego, vea: flojera de acordeón, cara de zoquete con la blanca encima y menos ganas de andar que un niño mimao con la teta al morro. Pero vivo. Le haremos la identificación, pero no sacaremos gran cosa. Pa empezar, váyase olvidando de las huellas, y una jeta como esa se la encuentra Usted en todas partes. Ayer me metí en el bar con gusa de tortilla y había unas cuantas. Y por comerse unos higos no le vamos a hacer la del ADN, digo. Primero vestirlo y luego ya sacaremos lo que podamos. Ah, y que me ha dicho la Oñate que se pase a firmar la reducción salarial. Menuda perra.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: