Skip to content

el beso

27/08/2012

Mejor no sigas por este camino, los últimos caballos ya están muertos. Eran mongoles. La selva está tranquila a estas horas, los monos duermen sobre un lecho rojo de insectos. Prueba a entrar, vivirás ni que sea unas horas, y luego podrás ir a donde quieras. Pero sal del camino. no lleva a ningún sitio y pronto soltarán de nuevo los cerdos que arrasan con todo. Dicen que, en el centro de la granja, papá mono está levantando una catedral de mierda para que vengan todos los mandriles a maquillarse las nalgas. Vendrá también tu madre, la gallina, y el avestruz que le presta los dientes. Han encontrado la manera de hacer pasar el pan mojado por bizcocho de carne y queso amarillo. El trampolín te espera, la mina de sal será tu pesadilla. Llorarás gaviotas en racimos largos y tus mocos de avena llenarán las tazas para que desayunen felices tus hijos ciegos.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: