Skip to content

Mágnum del 44

18/05/2012

 

M’han rajado del laburo,

m’han embargao el bulín,

sin los pesos necesarios

el malevaje me desprecia,

ya no tengo más amigos

que una pinta de cerveza

y mi china me ha dejado

pa largarse por ahí.

 

En las cantinas del puerto

los marinos me emborrachan

pa burlarse de mi angustia,

de mi angustia y mi dolor.

Y más tarde, cuando llueve,

cuando llueve en la noche,

me acurruco en los portales

o a los pies de los faroles

como un perro sin su dueño,

como gato maullador.

 

Magnum, Magnum del 44,

vení a hacerme una visita

con tu grito de pasión.

Magnum, Magnum del 44,

arrancame el pensamiento,

deshaceme el corazón.

Magnum, magnum del 44,

borrame esta risa idiota

que le queda al perdedor.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: