Skip to content

Cianuro

16/05/2012

 

De noche y sin sentido,

entre las pulgas de mi abrigo,

gorjea un olor dulzón,

 

florece este aroma antiguo

cuando todo está perdido

e ingenio mi panteón;

 

que

 

tendrá cloacas abiertas,

manchas rojas en las puertas

y una cuna en un rincón;

 

lejanos llantos de hiena,

montones de ropa vieja

y balas de paredón,

 

carecerá de silencio

se podrá perder el tiempo

y jamás pedir perdón…

 

morena,

 

aullarán los cementerios,

los restos de los imperios

que les dieron la razón,

 

pero cada noche negra

que el día no desintegra

la guardo en mi corazón

 

como llevan las rameras

el semen entre las piernas

después de cada torsión;

 

y este frasco que es mi amigo,

siempre quiere estar conmigo

y me da su olor dulzón

 

que tu no quisiste darme

ahora es tarde para amarme

ya cambié de dirección.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: