Skip to content

El Mal

12/05/2012


 

Quién busca el mal

lo encuentra,

en las calles,

bajo las piedras,

en los bares

o en las iglesias.

Dónde esté,

Quién busca el mal

Lo encuentra.

Ya lo ves.

 

Sea de noche,

sea de día.

Andes despacio

o andes deprisa.

No te importará.

El mal siempre lame

viejas heridas

en la oscuridad.

 

El mal no se dispone

a ser sacrificado

por la propiedad.

El mal no se destruye,

el mal no se consume

con la edad.

 

El mal nunca envejece,

no es carne que se pudre

sin piedad.

El mal siempre te encuentra.

El mal, cuando Tu mueras,

Te perseguirá.

El mal nunca envejece,
no es carne que se pudre
sin piedad.
El mal siempre te encuentra.
El mal, cuando Tu mueras,
Te perseguirá.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: