Skip to content

por debajo

06/11/2011

Percibes cómo se va licuando tu estado de ánimo, cómo se deshace y funde en un espesor pesado y oscuro. Hace años que sabes de esta marea que va y viene cuando se le antoja. Tu sorda melancolía podría haber sido una playa desierta sobre la que se descomponen enormes monstruos extraviados que escondieron millares de huevos estériles bajo la arena. Y aquí agonizan, todavía esperando. Playa de cielos caídos sobre conchas silenciosas. ¿A qué has sobrevivido tú, que siempre respiraste por debajo de la vida, donde el calor no alcanza y la luz es sólo sombra de si misma? Imagina cualquier otra cosa, mientras sigues perdiendo el tiempo en inútiles aprendizajes.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: