Skip to content

Urrutia y ginebra seca

28/10/2011

Tarde acuosa la de ayer, y hoy prosigue la monserga del cielo derramándose detrás de la ventana, donde se apelmaza un gris desagradable y mediocre. Cuando llueve así, de manera digamos sostenida, los buses y el metro se llenan de olores y hedores otoñales y uno va dejando un rastro involuntario de barro y agua que parece delatar nuestro parto adánico anticientífico.

A pesar de la lluvia, mansa pero constante, no pienso perderme la proyección de Jaime Urrutia: La fuerza de la costumbre, el documental recién horneado que Carlos Duarte Quin presenta esta noche en el Aribau Club, dentro del recién inaugurado Beefeater in-Edit Festival, el festival internacional de documental musical de Barcelona.

Justo hoy se publica el segundo artículo que escribí sobre Urrutia para el Centro Virtual Cervantes, y la coincidencia sólo me trae buenas vibraciones. Estuve revisando la discografía de Gabinete Caligari y de Urrutia en solitario, tomando conciencia de su carácter polimorfo y unitario. Me siento identificado con muchas de sus canciones, quizá por que ambos tenemos algo de Don Hilarión de los dos miles, por su fidelidad a lo amado y, sobre todo, por su fina inclinación a la introspección sicalíptica. Un maestro que se confiesa esta noche. ¿Cómo iba a perdérmelo?

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: