Skip to content

trap

11/06/2011

Erin, Aruk: Ésta es la cabeza que buscabais. No dejéis nunca que despierte. Si se desvela, se cerraran las quince puertas y todos los barcos que alguna vez naufragaron volverán a tierra firme.

Serán entonces lo mismo los hombres que los peces. La piel no será piel, ni las escamas, escamas.

Mantenedla entre los trapos, fría y dormida. Podéis meterla en una tinaja, en aceite. El sótano es un mal lugar, también la bodega. La tierra la llama a cada rato y, a fuerza de removerse el aire con sus gritos, acabará por desvelarla.

Trapos, paja y cereal. Aceite y tinaja. Así está bien guardarla.

En el fondo del mar, los marinos de todos los siglos aguardan a que abra los ojos. Yo la encontré. Yo os la cedo. Mis pies, lejos del amanecer, siguen ardiendo entre tinieblas.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: