Skip to content

pasan

26/07/2010

Extraños caballos atraviesan el monte. Yo los veo pasar, lentos y ciegos, con un peso de sombras que va engordando su negrura vieja. Pasan, se van sin ruido de cascos, sin relinchos, solamente con un viento moro que peina el matorral y la arboleda, surco de nubes vegetales, madurez grávida del fruto terrestre que remonta en columnas de maleza para ir a ahogarse entre el rebufo que despiden los fuegos industriales, los papeleros, las cementeras. Ojos sin origen ni destino, pezuñas secas, trote largo en tierra que fue propia y es ajena, camino de pesadumbres, junto a un arroyo de lágrimas de sal y de cal.
Liarse la manta a la cabeza, apaciguando el sueño de las ideas.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: