Skip to content

¡Oh, Capitán! ¡Mi Capitán!

12/07/2010

Empecé a coleccionar álbumes ligueros en la segunda mitad de los setenta, en la época de Artola, Mora, Olmo, Rexach,  Asensi, Esteban, Krankl, Neeskens… En el tiempo de ese Barça que ganó dos Copas del Rey y dos Recopas de Europa, en el linde del cuatrienio de la gran hegemonía de los equipos vascos, encabezados por sus porteros.
No sé cuantos álbumes llené, ya no los tengo. El Barcelona de aquella época nos daba contadas alegrías que no teníamos más remedio que celebrar con hiperbólico entusiasmo, con un ojo puesto en la última liga ganada, la del setenta y cuatro, que iba quedando cada vez más atrás, y el otro, telescópico, fijo en la soñada, inalcanzable Copa de Europa, que el gran ogro blanco había logrado ya en seis ocasiones.
Entonces, justo antes de empezar el Mundial de España, nos hicieron la gran promesa: el pibe, el pelusa, Maradona. Todavía conservo una gruesa postal promocional de AGFA con el Diego con camiseta naranja y el balón en el pie. Aquel año ochenta y dos, el álbum del Mundial se convirtió en mi primer gran instructivo sobre la historia de los campeonatos mundiales de fútbol.
Ahí supe de la épica del primer Uruguay, de lo que hizo Yashin, la araña negra, de la huella incomparable dejada por el rey Pelé… De la selección española pocas galas se lucían, teníamos la esperanza puesta en ese Mundial porque se jugaba en casa y ése siempre parece un buen seguro de longevidad en la competición. Pero caímos a la segunda de cambio, sólo le ganamos a Yugoslavia y hubo que derivar emociones y afectos hacia las piernas de Paolo Rossi, que se la clavó a los alemanes que nos habían echado en la segunda ronda.
Ese había sido mi primer noviazgo frustrado con la selección, que, sin embargo, pronto volvería a enamorarme. En diciembre del ochenta y tres, Buyo, Goikoetxea, Camacho, Maceda, Señor, Víctor, Gordillo, Sarabia, Carrasco, Santillana y Rincón (relevado por Marcos a falta de tres minutos para el final del partido), le metían el chirriante doce a uno a Malta y se clasificaban para una Eurocopa que volvería a colocar a España a la altura de las grandes selecciones del continente.
Arconada, Víctor, Urquiaga, Camacho, Salva, Señor, Julio Alberto, Gallego, Francisco, Santillana, Carrasco y los incorporados Sarabia y Roberto perdieron la final europea ante Francia, país anfitrión, el 27 de junio del ochenta y cuatro. Acababa de cumplir yo los trece años y hasta que no sumé los treinta y siete no vi alcanzar nada más alto a los jugadores del combinado nacional.
Casillas, Reina, Palop, Albiol, Puyol, Navarro, Marchena, Ramos, Capdevila, Arbeloa, Juanito, Xavi, Iniesta, Alonso, Cesc, Senna, Cazorla, Silva, De la Red, Villa, Torres y Güiza demostraron que el fútbol es un deporte inventado por los ingleses en el que los alemanes siempre pierden frente a España. La Eurocopa del 2008 demostró que el fútbol español podía llegar a ser el mejor del mundo, que aquí había genios, que el renombre de nuestros clubs no se debía sólo a una liga forjada a golpe de talonario. Pero, ¿quién se atrevía realmente a soñar con esto?
La fase clasificatoria, el avasallador triunfo del Barça en todas las competiciones de clubs y el papel del Sevilla en Europa presagiaban algo grande. Pero, ¿tanto? ¿Tan cojonudamente grande? Setenta y seis años en el mundial y al fin la selección española se proclama la mejor del mundo. Ese trofeo dorado, que había visto reproducido en la portada del álbum de Danone, ahora en manos del mejor portero del mundo. ¡Oh Capitán! ¡Mi capitán! Levántate y escucha, levántate y canta. Por ti, por vosotros se han izado las banderas. ¡Oh, Capitán! ¡Oh corazón! ¡Corazón! ¡Corazón! ¡Oh, las sangrantes gotas rojas!

No comments yet

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: