Skip to content

mi palo del gallinero

04/07/2010

Narciso despichado, ando por ahí de zaguán en zaguán de la memoria, mirándome en los reflejos que el sol revienta sobre mi palo del gallinero. Me releo a mi mismo, como buscándole hondura o secreto a lo que no lo tiene y me entretengo mirando fotos de lo que ya ha sido.
– ¡Balsa a la deriva! ¡Hombre al agua! ¡Peces muertos!
– ¡No, No! ¡Estoy aquí arriba, en el palo, haciéndomelo alrededor de la pata coja! Me cago en la puta, como pica mi mierda. La de Asuán se me viene encima en versión pozo ciego.
– No te rasques, que es peor. Paciencia. Mira a los espadachines, aprende de la esgrima moderna. Pincha aquí, lo demás déjalo como estaba.
– ¿A dónde han ido a parar las gallinas? ¿O fueron todas imaginarias…?
– ¿Gallinas de quién? No te bajes del palo, animal. Quédate ahí, paradito en tu congoja casi casi interesante.
– Mira que cresta me ha quedado, un carnuzo derramado, el penacho vuelto lágrima.
– Sigue cagando, niño, sigue cagando. Cualquier día para frente a tu puerta el camión del estercolero y te la compra toda, con intereses.
– Me parece que voy a vomitar.
– Ve a la tele, que eso también sirve. Pásate primero por un bar de copas.
– ¡WUAUGHARFFF!

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: