Skip to content

un hombre de nuestro tiempo

02/07/2010

Preferiría no hablar de ello, pero no encuentro el medio de impedirlo, el poder de atracción es demasiado intenso, me gana y me puede.
Delfín, ese hombre pequeño y sombrerudo, el Delfín del pasito, el calambrazo y la incapacidad absoluta para enlazar una rima, viene a significarse como el hombre preocupado de nuestro tiempo.
Sentado en el salón de su casa, mira la tele, ve las noticias y, sensible como es, se levanta llevándose las manos a la cabeza: ¡Terrorismo! ¡Guerra! ¡No puede ser! Algo hay que hacer y lo que hace es una canción protesta contra el odio.
Es el arquetipo del hombre preocupado y solidario de nuestros días que, frente a cualquier atropello o desgracia, se levanta, agarra el pito, los globos o la pintura corporal, y sale a la calle en manifestación, a espantar suegras. Luego, se da la paz con toda esa humanidad que le ha acompañado desde el puente a la alameda y vuelve al saloncito de su casa, que ahora juega Brasil y mañana la roja.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: