Skip to content

la destrucción

26/06/2010

No, caballeros, eso no se hace. No se puede alcanzar ese punto de impostura, esa nota de falsete sostenido, afarinelliado, y ponerse a jugar sólo para anular, congelar, malbaratar y destruir el juego.

Ayer sólo hubo un equipo con hombría en el campo e iba, para nuestra desgracia, de rojo. Para desdicha de muchos, nuestra selección se parece cada vez más al país que tenemos. Está el genio, el talento, la dignidad, la fuerza, pero no se manifiestan. Está también la varonía, pero sólo la ponen en el campo tres catalanes y un sevillano, y así no vamos a llegar muy lejos.

Además de tener, hay que ser. Lo importante es lo que se hace, caballeros, que en eso están de acuerdo hasta las sagradas escrituras.

Olvídense del país que representan y sean ustedes mismos. Para llegar primero hay que estar por delante. Olvídense de la mediocridad, blandura, torcimiento y venalidad de quienes nos dejamos gobernar y nos gobiernan. Tápense los oídos ante la inconmensurable estulticia de esos supuestos comentaristas, mamarrachos de bocina ancha. Y jueguen como lo que son, como futbolistas con pies, huevos y cabeza.

Este no es un deporte de señoritos, ni especuladores. Esos últimos minutos dieron mucha vergüenza –propia y ajena. Son ustedes grandes, hagan el favor de demostrarlo.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: