Skip to content

quieto todo el mundo

21/06/2010

Vuelve el rojo, vuelve el nervio. Busquets como resorte, látigo de nueve colas. El problema estuvo en el freno, porque el campo se acaba y ahí hay una portería, oiga.
Frenar, mover y administrarse. Un partido más y primará el primer toque. Chile sufrirá, probablemente. Comienza a emerger la magia, el encantamiento sobre el rival, que se difumina y, por momentos, hasta se diría que desaparece. Busquets un muelle y Piqué un Cristo. Alguien debía parar los golpes.  Torres silencioso y Villa dentro. Vuelve el rojo, pero aún le falta un punto de soltura.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: