Skip to content

la revolución siempre fue una idea burguesa

02/06/2010

El arponero suicidó el barco y el ballenero se fue a pique con un agujero negro en el casco por donde fueron colándose todos los peces, todos excepto la ballena, que se limitó a mirar y callar, desconfiando de una suerte que siempre le había sido esquiva.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: