Skip to content

más allá del amor

27/05/2010

Hoy huele la calle a ginebra. No, no he bebido, ni ahora, ni anoche. Llevo meses sin probar la ginebra, pero ese es el aroma que le envuelve a uno al pisar la avenida de detrás de casa, una avenida pobre en estímulos, pero que hoy parece que ha querido darse este aire malagueño bajo la capota del bochorno.
He salido ya tres veces a la calle y me debo de estar emborrachando a fuerza de aspirar los fulgores del enebro. He andado más de lo necesario para encontrar una copistería en condiciones. Hace años, la hubiera tenido a tres pasos, pero por aquí pasan cosas bastante raras. Los estancos, por ejemplo, sólo venden lotería autonómica.
Hay por ahí un centro comercial abandonado, de esos que hace quince años se comía el mundo, con paredes transparentes, lujo vago de vitrina posmoderna. Lo chaparon, pero, por una esquinita, se puede entrar a un negocio con luminarias. Da la impresión de que aquello es un vórtice del fin de los tiempos y que por ahí se metería uno en las tripas del bloc de notas del amigo Breccia.
Escribo. Tengo como cinco carpetas con cosas y si no me meto en una me meto en la otra. Hace ya muchas semanas, mandé un parrafito a esta gente, que prepara un libro sobre eso que ahora llaman parafilias y que en otro tiempo bautizaron como desviaciones o perversiones sexuales. Hay un poco de todo, ilustraciones y textos, excitación, provocación y algún esputo que otro. Ahora andan en la criba de lo que entra y de lo que sale del libro. Ay, la picha. ¡La picha! ¡Cómo remeda!

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: