Skip to content

Sábado 18

06/05/2010



Se acabó el día, Señor, un desastre desde el principio al fin; esta tarde lo he pasado bastante bien, pero he ido a ver “Mundo de noche”. ¡Es posible que haya tanta gente que no se acuerde de Ti! Esas fiestas, esos bailes, esa falta de pureza y ese desorden moral. ¡Es posible que ocurra por ahí! Líbrame, Señor, de caer en las garras de ese mundo infernal, corrompido por los desórdenes. “Antes morir que pecar”. No me permitas al menos, Señor, que te ofenda y rompa mi pureza; de eso nada, Señor, te lo pido de corazón, no atiendas si quieres mis otros ruegos, pero te pido que no caiga en ese abismo, del cual muy difícil podré salir. Hoy quiero confiarte todo a Ti, y Tú sólo ocuparás desde hoy mi corazón, porque eres el único que me comprende y el que ha dado todo por mí. Quiero que seas mi mejor amigo y hablar todos los días contigo, como te hablaba Juan o Pedro. Buenas noches, Jesús, hasta mañana.


Diario de Juani. La universitaria arrollada por un tranvía. Bilbao. Editorial El Mensajero del Corazón de Jesús, 1967. Cuarta Edición. p. 41.

No comments yet

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: