Skip to content

corre araña

26/02/2010


Ahora hay que quedarse quieto, piensa mientras baila en la azotea del vulgo. El mal es una partícula diminuta, pero sabe de ti y te persigue, cose todos tus bolsillos para que tu mano quede enterrada en la arena y la traguen las últimas bocas de la madrugada. Cristales rotos, nucas rasuradas, la soga en el cuello del bandido. Una niña me llama a medianoche desde la curva de una falda mojada y apunto tres veces al sol con mi cuchara rebosante de helado.
Huelga en el Distrito Quinto. Una gitana arroja a su gato sobre un peatón y las uñas dibujan algo parecido al mapa de Italia (sin sus islas).
Me siento a batir un huevo, nada de tortillas: revoltijo. Doro la cebolla. Recuerdo un lejano universo de combas y bordillos rojos.
Corre araña, llega un túnel.

No comments yet

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: