Skip to content

temprano

11/01/2010



 Ya no hay lagartos en las enredaderas y el jardín se va quedando mudo. Nieva una luz callada que sorprende el amor de los erizos mientras yo hundo los pies en la fina arena a la que van a morir las pálidas conchas escupidas por el mar. Vano sueño temprano de vidas antiguas.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: