Skip to content

una sospecha

21/10/2009



Desde hace unos días me asalta una sospecha que a algunos les resultará extraña e incluso puede que insidiosa, pero que otros tantos, sino unos pocos, sentirán afín a sus lineamientos espectrales. No me andaré con mayores rodeos, a cada día que pasa estoy más convencido de que el jovenzuelo que se halla apostado frente a la boca del metro, entre la entrada de la pizzería y la del negocio de souvenirs, es un zombie, un encarnado redivivo.

Hablo de un muchacho alto, no falto de carnes, que no debe de haber traspasado la frontera de los veinte años, poseedor de todo cuanto un organismo humano puede albergar y ejercitar. Sentado en el suelo, en una posición relativamente cómoda para la buena circulación de los veneros de sus nalgas, alarga la mano, ofreciendo la boca de un vaso de plástico a los transeúntes mientras repite, con voz grave y relentizada y a intervalos suficientemente regulares: “Muuuuchaaaas Graaaaciaaaas”.

Un mozo alto, con la corpulencia y el ingenio suficientes para cargar bultos, empujar carretillas, cavar zanjas o transportar cafés, aposenta su trasero sobre el gris de la acera, esbozando inverosímiles muecas de hombre desvalido, sincopando el tintineo de las monedas dentro del vaso, como si su fofa voluntad obedeciera a artificios superiores de recaudación. No puede ser ese muchacho sino un difunto precoz al que algún mal mago, perverso y pecuniario, ha puesto en circulación para acumular el residuo de la plusvalía diaria. ¿Cuántos habrá como él en la ciudad?

¡Ah, desgastado depósito de ínclita juventud, flor marchita de la vida, cúmulo malgastado de energía que hubiera sido capaz de remover las ideas y de desplazar el universo hacia adelante! ¡Verte reducido a parásito de la rúa, monedero de quincalla, cardo pedigüeño de voz mal timbrada! Me pregunto si, para devolverte la dignidad que ignoro si jamás has poseído, bastaría con alojarte una humilde bala en la mollera, como en las películas.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: