Skip to content

un retrato

19/10/2009



Fíjate que he ampliado un poco la foto, para verte mejor. No ha hecho falta que balanceara el color, apenas se podía mejorar. Me quedo largo rato observando tu pupila tan brillante, tu sonrisa franca, mientras el cabello te cae frente abajo, cubriéndote el ojo izquierdo. La ceja, el pómulo, la dulzura del labio inferior, ese gesto de estar sosteniendo el móvil con la derecha. Intuyo los pendientes, aunque no los vea. Seguramente serán dos de esas muñequitas, que no sé si son vírgenes, reinas o bailarinas. Tal vez sean todo a la vez, reina es la virgen y danza en el cielo, en el tenue aleteo de tus cejas. Te imagino vistiéndote y arreglándote para salir, eligiendo qué ponerte, dejando una prenda sobre la cama para probarte la otra, pegadita al cuerpo, frente al espejo. Dulce brillo del ojo y del labio, manantial de tu sonrisa, que aquí me tiene escuchando tu música invisible.


Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: