Skip to content

se levanta

29/09/2009


Debo de tener dieciséis o diecisiete años y la casa es, poco más o menos, la que habitaba entonces, pero con arreglos posteriores y ligeras permutaciones. Hay que reparar algo, creo que unas canalizaciones, cuestión de tuberías, y mi madre ha llamado a la empresa de Rubén Blades, quien llega a la casa con dos o tres obreros más.
Yo busco entre mi colección de discos compactos, cada vez más desesperado, sin encontrar los suyos. Busco y rebusco, me gustaría que me firmara sobre todo “Una década”, pero no encuentro nada.
En medio de esta pesquisa, subo al terrado de la casa. Se ha levantado viento. Menos mal que se la he puesto, comenta mi madre aliviada, señalando una redecilla que cubre todo el terrado por arriba, como un falso techo. ¿De dónde la has sacado?, le pregunto, mientras se levanta más y más viento, como si se estuviera avecinando un torbellino. Venía en una revista, responde ella.
Es inútil, oigo las voces de Blades y su cuadrilla, que ya han reparado la avería, pero no encuentro ninguno de sus discos para que me lo firme. Despierto cantando el estribillo de”El padre Antonio y el monaguillo Andrés”; pero lo que yo canto es: Suenan las campanas un, dos, tres, por el padre Ambrosio y el gitanillo Andrés…

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: