Skip to content

si Laurenti flojea un poco…

23/07/2009


Nada es seguro. A pesar de estar dirigidas por el mismo director y haber sido rodadas en fechas tan próximas de mediados de los setenta, es grande la distancia que separa L’affittacamere de La segretaria privata di mio padre. Esta segunda, a pesar de mantener un cierto pulso vital, resulta mucho más floja y manida.
El guión de Pensión Paraíso era mucho más sólido y avanzaba diligente, trufado con toda suerte de detalles hilarantes. Y, a mis ojos, entre la belleza desorbitada de Gloria Guida y la anodina simpatía de la lozana Maria Rosaria Omaggio no hay color ni discusión posibles.
La única ventaja que guarda La secretaria de mi padre –título con que se ha distribuído en nuestro país el deuvedé de la película- es la presencia siempre apabullante del pequeño Alvaro Vitali, uno de esos cómicos a los que el personaje (Pierino en Italia, Jaimito en España) les devora hasta el punto de la plena suplantación. Por ello, aunque el papel secundario que Vitali interpreta aquí se llame Oscar, en las salas españolas el film se estrenó con el engañoso título de Jaimito y la secretaria particular de mi padre.
A pesar de todo lo elucubrado hasta este punto, conviene revisar esta comedia de enredo erótico por lo retorcido y malintencionado del mensaje que alberga, según el cual no hay nada que la infidelidad o el adulterio no sepan solucionar. La puta y la Ramoneta imperan a lo largo y ancho de esa mancha azul que junta y separa Gibraltar de Alejandría.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: