Skip to content

capullito de alhelí

28/06/2009


Pues no, no me acordaba. Ayer por la tarde me puse a ver la película sin tener conciencia de que se celebraba eso que llaman el Día del Orgullo Gay –y no será porque me falte interés por determinados perfiles lésbicos- y de que en esta ciudad se vitoreaban ya unos festejos que terminarán hoy con una rúa loquiloca.
Pero, lo mismo da, uno es coherente con su exquisitez y hasta en el mayor de los aislamientos seguiría degustando manjar escópico de primera clase. Así que acomodé el caca en la lisa sillita y empezaron a embriagarme las imágenes de tapetes bordados a ganchillo y la melodía instrumental del inmortal tema que el portorriqueño Rafael Hernández compuso allá por mil novecientos veinticinco. Y, aunque no puede considerarse una película enteramente de autor –el guión original brota del ingenio revistil de Juan José Alonso Millán– posee todas las virtudes del nunca suficientemente bien ponderado Mariano Ozores.
Ozores sí sabe sacarle provecho a los monstruos y aquí tiene a dos: José Luís López Vázquez y Jesús Puente –sí, el que antaño estrenara las obras de Buero Vallejo– en el papel de hombres maduros que se han enamorado por correspondencia y que piensan unir sus vidas justo el… 23 de febrero del ochenta y uno.
Moisés”, cuenta la carátula, “es un homosexual correcto, que nunca se ha metido con nadie”, idea que se subraya una y mil veces a lo largo del metraje en el que se ofrece como contrapunto la figura de una fascista valenciana muy señorona, la rotunda Florinda Chico, que sale a la calle con mantilla negra y bandera rojigualda a corear el paso de los tanques con una adaptación feminizada de El Novio de la Muerte. Aderezan el pastel doña Gracita Morales encarnando a una puta con el brazo enyesado, Antonio Ozores como vecino toca cojones y Alfonso del Real en un papel episódico pero sentido.
No niego que el Capullito original, realizado por el extraordinario Fernando Soler en el cuarenta y cinco, debió de ser una alhaja, pero este otro Capullazo merece la pena verse, y más en fecha tan señalada en la que por fortuna o por desgracia, lo que priman son ya los homosexuales incorrectos que se meten con todo Cristo.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: