Skip to content

San Dieguito de los Milagros

06/05/2009


No hay mejor remedio frente al cortafuegos de los equipos ingleses, sobre todo cuando se trata de conjuntos que tratan de ganar la partida neutralizando el buen juego, practicando el cerrojo, especulando, afeando las formas y devaluando el espíritu ofensivo.
Es el mejor remedio incluso para este Barcelona que labra su propia leyenda, su lírica y su épica, sus arquetipos y ceremonias. Al canto a la belleza del domingo le sigue esta sufrida procesión que ha desembocado en la resurrección de una fe que nunca estuvo, en realidad, perdida. La fe se había refugiado en las botas de don Andrés Iniesta y velaba por ella una luminaria colocada frente a la imagen del único Dios del fútbol, un deporte que nació en la Gran Bretaña y que convirtieron en Arte dos argentinos. Gracias, Diego, por permitir que llegue a Roma la sinfonía orquestada por un hombre que siempre tuvo el don del orden nuevo.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: