Skip to content

no hay letras puras

26/04/2009


Dicen los que lo estudian y se diría que algo entienden que la escritura nació hace, más o menos, cinco mil trescientos años, en la tierra de entre ríos que hoy invade el nuevo imperio. Los primeros restos encontrados no parecen referirse a dioses, ritos, artes o misterios; no poetizan, ni elucubran, ni filosofan; ni siquiera funcionan a la manera de crónica. Las primeras tablillas halladas sobre los restos de Uruk no son sino el inventario de meras transacciones económicas, pura y llana burocracia contable.
Así pues, todos aquellos que cabalgan a lomos del verbo para intentar descollar entre la mugre de lo anodino, gris y cotidiano, no hacen sino fondear sobre el poso del arma del pragmático poderío de siempre.
La letra, el alfabeto, el lenguaje escrito, nacieron para eso, para contribuir a enriquecer al rico y hacer más pesada la cadena de sus esclavos. Y en esas seguimos, creyéndonos dueños de lo que no tenemos e ignorando lo que somos, fuimos y seremos; desconociendo lo que nunca fue, ni podrá ser escrito más que en el propio ser que nos expande y nos contiene. Sólo una rudimentaria poesía trata de escapar entre las grietas y las fauces del monstruo lógico, medidor y desmedido que le roba el aire y le hiela las alas antes incluso de cobrar el primer impulso.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: