Skip to content

el jarrón roto

22/04/2009


A veces quiero pensar -resulta inevitable- que somos algo más que míseros animales extraviados o los pedazos de ese jarrón dorado que lo explicaba todo estando entero y que ya casi nada nos dice esparcido en una eternidad de ignorancia y dudas.
Busco en el fondo del pozo que soy alguna respuesta, pero la poza no parece tener fondo, la oscuridad es cada vez mayor, mayores los miedos, la desesperanza. Y cuando buscas en el hoyo, parece desde afuera que te estás escondiendo, tejiéndote un disfraz al que luego encontrarán la cremallera de la risa.
La gente mira hacia arriba y cree ver el cielo. Y, sin embargo, mira hacia abajo y sólo alcanza a ver sus pies sobre una tierra que no es tierra.
Animales y pedazos rotos que buscan con qué otra pieza dañada poder unirse un tiempo largo, poder ser un poco más mientras el fondo del pozo sigue llamando, clamando, por entre el sueño, el bostezo y una noche que puede que sea eterna como el dolor que obliga a crecer a las enredaderas.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: