Skip to content

fallido anfibio

29/03/2009


Ha sido ésta una semana sin centro gravitatorio preciso en la que el cerebro parecía funcionar en doble sentido, rigiéndose según dos lógicas y velocidades diferentes. Parecía yo vivir en dos mundos, habitar dos realidades. Me daba cuenta de que me disponía a guardar la ropa en un mueble que ya no existía, que buscaba el interruptor de la cocina de hoy dónde lo tenía la cocina de antes. Pensaba en lo que no debía y escribía a contrapelo. Olvidaba lo inmediato pensando en aquello que se sustenta a medio plazo, me proponía emprender el martes los asuntos del miércoles y encaraba el miércoles los del viernes. Desenfocado, me he desdoblado en dos semi-existencias descolocadas, descentradas, mal avenidas. Y así he ido pululando de lunes a domingo, entre llamadas extrañas y raros procedimientos que no acabo de entender. Debo volver al centro y recobrar mi olvidado impulso de levitación.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: