Skip to content

ulls de serpent

16/03/2009


Existe, lo sé desde hace ya mucho tiempo, la mujer serpiente, la chica delgada, tal vez menos flexible de lo que aparenta, sibilina, de espalda vertical y cintura quieta. Ondula brazos y piernas, además del cuello, por lo común largo y estrecho. Su semblante serio obliga a buscarle la humanidad en las pupilas que son, en última instancia, su innoble atrapadero. Son ojos de clavo furibundo, jamás debe uno acercarse a semejantes nidos, toda desconfianza es poca.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: