Skip to content

para otras horas

12/03/2009


Parece que debe de existir algún vaso comunicante entre la cocina y mi cabeza, porque este mediodía ha vuelto a embozarse el desagüe del fregadero, justo cuando mis pensamientos se arremolinaban con torpeza sobre si mismos, decayendo en la inopia. Luego, conforme el líquido desatascador iba venciendo la resistencia de los sólidos, ha vuelto a irrigarse mi sistema de imaginaciones. Puesto a prueba, ha fabulado un autolopo y un onagro con un éxito encomiable que le ha impelido a elucubrar nuevas invenciones que postergo para otras horas.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: