Skip to content

con el rabillo del ojo

08/03/2009

Aunque quisieras, no podrías acordarte de la primera vez. Casi te atreverías a decir que ocurre desde siempre, desde el primer día que apreciaste la diferencia y el influjo te atrajo. Recuerdas aquella chica, aquella modelo del año impresa en las últimas páginas de una revista, pero has olvidado la primera de carne y hueso. ¿Fue aquella niña gitana tan desarrollada que traía locos a los repetidores? Probablemente no. ¿Tal vez las más modositas? Tampoco, todo empezó mucho antes, seguro. A lo mejor con la niñita de las trenzas que te abrazó el primer día de clase en la entrada del barracón de los parvulitos. Ahí, sí, estaba la esencia, pero no la presencia, faltaba la estética de la curva, el delineado de los portentos femeninos. Estaba la dependencia, pero no la obsesión. Tuvo que ser más tarde. Quién sabe si la Mari o la Loli, quizá tu prima. A tu prima le tocaste una vez el culo subiendo la escalera de casa, pero eso no cuenta, fue sin querer y hasta pasaste vergüenza, ¿ya eras consciente de lo que se movía en esos pantalones? Antes, fue antes. En clase, seguro. Uno se aburre tanto en clase que no le queda más remedio que mirar. Y ahí están los talles, las nucas, los bustos incipientes. También pudo ser en verano, claro. En el terrado que servía de almena para jugar a caballeros y princesas o en el pasillo de jugar a los médicos. Puede que en la playa, el río, la piscina… Por mucho que lo pienses, no sabrás acordarte. Tienes a la modelo de la revista metida en la cabeza y, por momentos, hasta le pones un bolso y una gorra, pero has olvidado la primera vez que miraste a una de carne y hueso y trataste de acariciarla, hacerla tuya con el rabillo del ojo. Has olvidado la primera y casi que la última, tantas han sido, algunas con un escudo, un capote o una pica en las pupilas. No hay cuenta, todas son fantasmas, todas se perdieron en el trayecto.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: