Skip to content

aurora del viernes

06/03/2009


Esta mañana, sentado en un ángulo de la cama, le he zurcido un bolsillo al pantalón. Era ya grande el roto y se me escurrían por él monedas, llaves y papeles. Como quedaba aún hilo enhebrado en una aguja, la tarea ha sido fácil. Fulci me había vuelto a dar la noche y yo me he cagado en todo, pero sin salirme de entre las sábanas, que el frío ha vuelto a Barcelona y no era cuestión de desperdiciar el escaso calor corporal acaparado. El caso es que ya estaba despierto cuando ha sonado el despertador. Me he duchado, me he tomado quince mililitros de sirope de alcachofa y me he entregado a labores de costura. Mientras traspasaba el alfiler de lado a lado de la fina tela, me ha venido a la mente tu grupa, casi como una idea platónica en estado puro, pero con su plena dotación sinestésica, y se me han alborotado la méntula y las ideas, que todavía ando buscando por los contornos vagos de esta habitación

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: