Skip to content

tango amigo

04/03/2009


El próximo jueves llega a la Sala Apolo el tango profundo y sincero de Malevaje. A su modo y con su acento, Antonio Bartrina nos cantará las verdades, las viejas, duras realidades que han desgranado el fuelle y los poetas a lo largo de un siglo. Nos traerá, a buen seguro, los viejos prodigios de Discépolo, Manzi y Expósito, pero nos acercara, sobre todo, la grandeza íntima de las últimas composiciones que ha alumbrado junto a Ariel Hernández.
Hace ya muchos años que me llevé a casa el primer vinilo de Malevaje, aquel que llevaba en sus surcos solamente siete temas, el que empieza con ese piano oscuro arrancando las primeras notas de Confesión. Ahí empecé a entender el tango, supe pronto que él también me comprendía y nos hicimos amigos. Yo no sé si habrá Dios, pero sí hay tango. Y por solo que uno esté, por honda que sea la pena y desesperada la zozobra, no ha de faltarme la palabra, ni la melodía que me encamine de nuevo a mi mismo, a mis principios.
Larga y fructífera travesía de más de veinticinco años la de esta formación que tuvo en el maestro don Osvaldo Larrea -a quién rinde tributo un sentido tema de este último disco- uno de su principales puntos de apoyo. Vuelve pues Malevaje a Barcelona, después de tantos años. Mi amigo, el tango, que todo lo da sin preguntar siquiera, me quiere más de lo que merezco y me ha traído este regalo.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: