Skip to content

aurora temerosa que en el cieno fue sujeta por rudos cazadores

13/01/2009


Yo estuve enamorado de este libro, fui presa de un amor que aún perdura y aún me guarda. Amé primero la edición anotada y subrayada que me prestó Marta Vila, mi profesora de literatura española en el instituto de secundaria. Y, más tarde, terminado el bachillerato y asqueado de la carrera de periodismo, que abandoné antes de acabar el primer cuatrimestre, encontré un ejemplar tirado en una cubeta que daba a una de las calles que hay entre la catedral y el Palau de la Generalitat.
Lo vi asomarse entre ediciones de bolsillo de Poldark y libritos en idiomas extranjeros. Veinticinco pesetas me costó. Lo leí y lo releí. Me fascina y me fascinó. Contiene, además de los inalcanzables poemas de Lorca, las palabras con que él mismo acompañó su lectura en el Hotel Ritz de Barcelona, en diciembre de 1932. Y a la maravilla de su verbo, se suma el prodigio de las fotografías que Oriol Maspons arrancó al Nueva York de los sesenta. He pasado horas leyendo esos poemas, hasta recitar algunos de memoria, y otro tanto tiempo paseando el ojo por esas fotografías, en especial la de la página sesenta y nueve.
Que no toquen al muerto de dónde está, que no lo toquen. Que no lo desentierren, que no lo homenajeen, que no quieran ahora negar el odio, la rabia, el desprecio que se le tuvo, la miserable manera con que se quiso dar con sus huesos en un hoyo, confundido en un amasijo de carnes, fémures, cráneos y costillas rotas. Él os escupe, nos escupe a todos desde el otro lado, desde ese ojo en el cuello del caballo, desde el hueco que abren los metales en la palma helada de los niños. No reinventemos la historia, no enguantemos la mano de los asesinos, no cometamos dos veces este crimen. Que llore la tierra su sudor de sangre.
Escrito lo dejó, con letra clara de dibujante de lunas:

…..yo no soy un hombre, ni un poeta, ni una hoja,
…..pero sí un pulso herido que sonda las cosas del otro lado.

Y al otro lado estamos nosotros, los que no entendemos, ni nunca entenderemos.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: