Skip to content

el Visitador

01/11/2008


Ustedes creen que no, pero se equivocan. Se equivocan demasiado a menudo y ya va siendo hora de que le busquen remedio a ese yerro continuo. El Visitador es y está: existe. El Visitador tiene un nombre: Nicolás. Y es pequeño, es el hombre pequeñito. Nicolás no tiene hambre más que de belleza, de juventud, de los aromas y jugos que sólo la doncellez y el cercano desfloro mandan florecer en las muchachas.
A Nicolás, al Visitador, sólo le ven ellas: las chiquillas, las chavalitas, las niñas cimbreantes que se encierran en sus cuartos a bailar, a sudar el deseo que las empapa y caldea de dentro para afuera. Danzan sus ganas de amor y ayuntamiento con la sola compañía del Visitador, de ese hombre de dimensión adecuada para amansarles las nalgas y el candor con la nariz, el mentón y la frente. Ellas bailan acariciando el rostro del Visitador con el contorno erógeno de la grupa y el vértice de sus muslos estupendos. Y Nicolás procura alegremente que se mojen, les regala su don de escalfamientos liberadores. El Visitador es tan sano e inocuo como la celebrada cocina al vapor que tanto se prodiga en la nueva era, es el baño maría de la adolescente incontinente, de la lúbrica estudiante de secundaria, esa que sonríe y se conoce los rincones más apartados y solitarios del instituto.
El hombre pequeñito se cuela a través del delicado orificio por donde se desbordan los placeres de las habilidosas danzarinas y así entra y sale de los cuartos, de un barrio a otro, de una a otra ciudad, de país a país, de continente a continente, de un mundo al siguiente -yo lo presentí una noche en un amago de discoteca. Milagro de ligeras voluptuosidades, hoy le tocó a Lara gozarlo por muy breve tiempo. La nariz de Nicolás se pegó a la intersección de sus nalgas, aspiró y respiró el perfume destilado tras ese pliegue que absorbía el pantalón hacia el recoveco del ano y flotó como un balandro de espuma sobre el tiempo.

No comments yet

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: