Skip to content

>el número 6

24/06/2008

>
Era cuestión de salir o quedarse quieto, de airearse y conocer a tacto de voz lo que sólo se había avistado en correos e hiperespacios. Me convencieron y fuí. De eso hace más de una semana, mi facultad no es la rapidez.
Se presentaba el sexto número de The Children’s Book of American Birds, revista en la que me habían invitado a colaborar un par de números atrás. Lo cierto es que me apetecía conocer personalmente a Alberto R. Torices, uno de los responsables del invento y en la mesa se sentaban dos amigos. Así que me acerqué a mirar y escuchar, pasé un buen rato que se remató con unas cervezas y un billar.
Fuímos a cenar y a tomar unas copas. Queda una foto como recuerdo de nuestro deambular por esa zona portuaria, en el linde con el traicionado barrio de la Barceloneta. Traicionado por este ayuntamiento mantecoso y por su televisión, en la que no se pueden ya nombrar los “chiringuitos”, a los que los correctores mandan llamar “barets” para que los subnormales como ellos mismos lo entiendan, desentendiéndose de la puta realidad.
.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: